Análisis del caso empresarial de Óscar Rodríguez Borgio

Uno de los casos más destacables del emprendimiento mexicano recae en Javier Rodríguez Borgio, ya que sin hacer uso del financiamiento extranjero, el también filántropo ha posicionado a Big Bola como un negocio rentable.

Entre las actividades por las que el empresario queretano, Javier Rodríguez Borgio es reconocido en el sector empresarial se encuentra la presidencia del Grupo Gasolinero Mexicano (GGM) junto con su hermano Francisco Javier Rodríguez Borgio.

Sin embargo en conjunto a los Casinos Big Bola que, operaban desde entonces con más de un millar de trabajadores y una importante derrama económica al país, lograron destacar lo suficiente para que en 2010 estos empresarios fueron galardonados recibiendo la distinción Empresario del Año que la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de Querétaro le otorgó en reconocimiento a su trayectoria como creador de más de cuatro mil fuentes de trabajo a través de empresas que se posicionan como líderes dentro de este ramo.

Javier y Óscar Rodríguez Borgio son pioneros en el mundo de las apuestas

El premio fue entregado por el gobernador de Querétaro, José Calzada Rovirosa, quien congratuló al grupo por ser hacer la empresa una de las más destacadas en la industria gasolinera y otra en la de juegos de azar.

Los casinos Big Bola cuentan con todos los permisos por parte de la dirección general de Juegos de la Secretaría de Gobernación, los cuales operan en la Ciudad de México, Veracruz (Boca del Río, Córdoba, Orizaba, Tuxpan) Campeche (Ciudad del Carmen), Guanajuato (Celaya, León) Estado de México (Atizapán, Tlanepantla, Metepec, Huixquilucan, Atizapan), Sinaloa (Mochis, Culiacán), Sonora (San Luis Río Colorado) y Querétaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *